YO SI SE LO QUE OTROS NO SABEN

PORQUE PERDONAR?

 

Partiendo de la creencia en la pequeñez, que caracteriza al ego, surge como compensacion o reaccion “la grandiosidad” que no se puede confundir con la Grandeza que es solamente de Dios. “la grandiosidad” consiste en creernos superiores a los demas, porque tenemos algo que ellos no tienen!….y es así como desde la grandiosidad propia de la ESPECIALIDAD, surge en muchos de nosotros el culto al saber, que no son más que el conjunto de datos de fechas, historia, literatura, costumbres etc. de la historia del ego, que son importantes y necesarios en el mundo del ego, mas que nada aportan realmente a la Grandeza de Dios, que reside en cada uno de nosotros, inmutable y que aunque no la reconozcamos, allí está a la espera de dicho despertar, de dicho reconocimiento.

Muchos en su ESPECIALIDAD consideran que el saber es lo máximo; que ello les da importancia, que ello los hace diferentes y entonces piensan aconsejados por el ego con alardes de grandeza:

“Yo si se lo que muchos no saben” “yo no me rodeo de ignorantes que no saben lo que yo si se” “Muchos no han tenido el privilegio de estar en los cargos en los cuales yo he estado, ni en las posiciones de responsabilidad y poder que yo he estado” “Mis puntos de vista y opiniones son los más certeros y los únicos que son verdaderos” etc…etc…etc…

Tu confusión entre tu verdadera creación y lo que has hecho de ti mismo es tan grande que se te ha hecho literalmente imposible saber nada. El conocimiento es siempre estable, y es evidente que tú no lo eres. Aun así, eres perfectamente estable tal como Dios te creó. En ese sentido, cuando tu comportamiento es inestable, estás en desacuerdo con la Idea que Dios tiene acerca de tu creación. Puedes hacer esto si así lo eliges, mas no querrías hacerlo si estuvieses en tu mente recta. UCDM T-3,V,3

Como comente atrás, el saber es necesario para desempeñarnos en el mundo del ego, mas cuando se convierte en el medio para creernos superiores a los demas, es cuando caemos en la especialidad y como hemos venido viendo, la creencia en la especialidad nunca nos va a ayudar a recordar que somos UNO.