SOMOS CELOSOS SI AMAMOS CON ESPECIALIDAD?

PORQUE PERDONAR?

La especialidad como lo hemos venido tratando someramente, es la forma como el ego pretende relacionarse con los demas, partiendo de su creencia en la separacion de la Fuente, Dios y por lo tanto desde su condicion de escasez de amor.

Los celos son uno de los aspectos de la ESPECIALIDAD mas común en las relaciones de pareja o entre amigos, hermanos, padres e hijos etc…etc…etc…

Quienes se creen “enamorados de otro,” consideran que el amor es exclusivo y no solamente lo consideran sino que lo exigen; sienten desde su superioridad, que tienen que ser el centro de atención de la otra persona, la cual les tiene que alabar todo lo que hacen o dicen; no les pueden llevar la contraria, ni reclamarle tampoco acerca de sus derechos. Las personas con “amor” exclusivo, quedan esclavizadas del otro y sometidas a sus deseos y exigencias. La persona ESPECIAL, se siente atacada y furiosa, cuando la otra persona no gira exclusivamente alrededor de ella y no le hace creer que es exclusiva y propiedad de ella. La persona relacionada desde la especialidad es celosa, exige que el cuerpo de la otra sea exclusivamente suyo, aunque el del que lo exige, no necesariamente lo sea; este hecho en el ego, da lugar a los sueños de crímenes pasionales, donde se “mata, asesina” a quien no quiere someterse a las exigencias del amor especial.

Cree también que se puede profesar amor sólo a una persona, y que el amor puede seguir siendo lo que es aunque se le niegue a los demás. El que crea estas cosas acerca del amor demuestra que no entiende su significado. UCDM L-127,2

Cuando la persona no es “asesinada” entonces es fuertemente atacada, se le hacen reclamos, se procura hacerla sentir culpable, es rechazada, es menospreciada, es públicamente estigmatizada como, infiel etc…etc…etc…

Ves el mundo al que atribuyes valor. A este lado del puente ves un mundo de cuerpos separados que buscan unirse unos con otros en uniones exclusivas y convertirse en uno solo a costa de la pérdida que ambos sufren. Cuando dos individuos intentan convertirse en uno solo están tratando de reducir su grandeza. Cada uno quiere negar su poder, pues una unión exclusiva excluye al universo. Se deja afuera mucho más de lo que se admite adentro, pues se deja a Dios afuera y no se admite nada adentro. Si una sola de esas uniones se estableciese con perfecta fe, el universo entraría a formar parte de ella. Mas la relación especial que el ego persigue no incluye ni siquiera un solo individuo en su totalidad. El ego sólo quiere parte de él, y ve sólo esa parte y nada más. UCDM T-16,VI,1

Con los procesos de verdadero perdón, podemos ir dejando las relaciones especiales e ir entrando en el amor verdadero, el amor sin condicionamientos.