SERA QUE EL NACIONALISMO NOS PUEDE LLEVAR A LA UNION?

LOS MITOS DEL EGO

El ego a traves de sus propios “mitos”, identifica el nacionalismo como amor por la patria; considera que es necesario para que nos sintamos orgullosos y para que nos hagamos respetar; lo considera necesario, para que apreciemos nuestros ancestros etc..etc… así mismo es lo que motiva para que las regiones sean mejores, para que se desarrollen.

Mas realmente el nacionalismo a lo que nos lleva es a creer, “nosotros somos los mejores, somos incomparables, ninguna otra región nos iguala o supera; los de otras regiones son inferiores nunca son ni serán como nosotros etc.”

El nacionalismo es de las emociones o situaciones que mas separación o exclusion genera, que mas resentimiento despierta hacia las personas de otras regiones; es la base de las burlas y de los juicios que mas maltrato emocional puede generar; quienes hacen alarde de su nacionalismo ante otras personas y especialmente ante quienes son sus competidores,  nunca despiertan amor de parte de ellos; por el contrario, lo que despiertan es envidias, odios y deseos de que sus triunfos no les duren, disfrutan internamente con los sufrimientos y caídas de sus competidores.

Puesto que los Hijos de Dios gozan de perfecta igualdad, no pueden competir porque lo tienen todo. Sin embargo, si perciben a cualquiera de sus hermanos de cualquier otra forma que no sea con perfecta igualdad es que se ha adentrado en sus mentes la idea de la competencia. No subestimes la necesidad que tienes de mantenerte alerta contra esa idea, ya que todos tus conflictos proceden de ella. Dicha idea es la creencia de que es posible tener intereses conflictivos, y significa, por lo tanto, que has aceptado que lo imposible es verdad. (UCDM T-7,III,3)

El nacionalismo lleva a que cuando los pueblos o las regiones por cualquier circunstancia se sientan victimizados, sea esta  la chispa o el empuje para encender los conflictos y las guerras entre las naciones.

Dije anteriormente que el amigo del ego no forma parte de ti porque el ego se percibe a sí mismo en estado de guerra y, por ende, necesitado de aliados. Tú, que no estás en guerra, debes ir en busca de hermanos y reconocer en todo aquel que veas a tu hermano, ya que únicamente los que son iguales están en paz. (UCDM T-7,III,3)

No es que el nacionalismo sea malo; lo que sucede es que cuando lo utilizamos para separar y rechazar, estamos alimentando la idea de la separacion, la que le da la existencia al ego y nos aleja de nuestra verdadera identidad.