SERA QUE DEBO PERDONAR PORQUE SOY MUY BUENO?

LOS MITOS DEL EGO

Nos han hecho creer muchas corrientes religiosas y espirituales que el perdón es algo que se da a alguien que ha cometido una falta (pecado) porque no debemos ser rencorosos, porque somos humanos, porque somos hermanos, porque debemos vivir en paz, porque si no lo hacemos nos vamos a condenar, porque Dios nos va a castigar etc..etc.. o sea que el perdón según las consideraciones anteriores se basa en que el que perdona es mas bueno que el que cometió la falta; o sea se basa en especialidad; el que perdona es mas especial, el que perdona es privilegiado, está por encima del bien y del mal y no comete errores. El que perdona puede emitir juicios, dictaminando que hay unos buenos y otros malos y que el que cometió la falta pertenece al grupo de los malos y que él, cómo no comete ese tipo de faltas, pertenece al grupo de los buenos y por ser tan bueno se compadece y le va a perdonar al malo; o sea allí ya aparece la separación entre buenos y malos, entre los que perdonan y los que son perdonados y de lo que no se dan cuenta quienes siguen este tipo de falso perdón es que la separación o sea la creencia en la separación  es el único problema que hay y que este tipo de perdón se basa en una separación. O sea este tipo de perdón, acrecienta el único que problema que hay, el único problema que tenemos que resolver.

La tentación de considerar que los problemas son múltiples es la tentación de dejar el problema de la separación sin resolver. El mundo parece presentarte una multitud de problemas, y cada uno parece requerir una solución distinta. Esta percepción te coloca en una posición en la que tu manera de resolver problemas no puede sino ser inadecuada, haciendo así que el fracaso sea inevitable. (UCDM L-79,4)