SERA INDISPENSABLE LA HISTORIA PARA NUESTRO RETORNO?

LOS MITOS DEL EGO

El ego nos hace creer y es un mito a su vez,  que la historia es importantísima y que es necesario conocerla para evitar volver a cometer los errores del pasado….Una serie televisiva decía  “Quien no conoce su historia está condenado a repetirla”. Encuentro muy discutible esta afirmación, pues lo único que nos evita volver a cometer los errores del pasado, por llamarlos de alguna manera, es el verdadero perdón, ya que es el único que trasciende la creencia y como hemos aclarado en varias ocasiones, lo que da lugar a nuestras experiencia de sufrimiento no es el azar o el desconocimiento de lo que nos haya sucedido en el pasado; sino que lo que da lugar a las experiencias de sufrimiento, son las creencias equivocadas alojadas en la mente.

Ésta es la clave de la salvación: lo que veo es el reflejo de un proceso mental que comienza con una idea de lo que quiero. A partir de ahí, la mente forja una imagen de eso que desea, lo juzga valioso y, por lo tanto, procura encontrarlo. Estas imágenes se proyectan luego al exterior, donde se contemplan, se consideran reales y se defienden como algo propio de uno. De deseos dementes nace un mundo demente, y de juicios, un mundo condenado. De pensamientos de perdón, en cambio, surge un mundo apacible y misericordioso para con el santo Hijo de Dios, (UCDM L-325)

Cuando tenemos creencias de separación, creencias de escasez, que no son mas que creencias equivocadas con respecto a lo que verdaderamente somos, es porque  nos encuentramos absortos bajo la esclavitud de la mente ego y lo que vamos a ver afuera, en el mundo de la forma, una y otra vez, hasta tanto no lo perdonemos verdaderamente, van a ser experiencias de separación, experiencias dolorosas, las cuales no las podemos perdonar por el solo hecho de conocer nuestra historia y tampoco por el hecho de querer perdonarlas o borrarlas de nuestra propia mente por nuestro propio esfuerzo y por nuestra propia cuenta. Padre nuestro, Tus ideas reflejan la verdad, mientras que las mías separadas de las Tuyas, tan sólo dan lugar a sueños. Déjame contemplar lo que sólo las Tuyas reflejan, pues son ellas las únicas que establecen la verdad.

La historia con respecto a las situaciones dolorosas, solamente nos sirve para ver que ya en el pasado, tales creencias equivocadas estaban alojadas en nuestra mente y que se seguirán repitiendose una y otra vez hasta tanto no sean perdonadas. El viaje a la cruz debería ser el último “viaje inútil”. No sigas pensando en él, sino dalo por terminado. Si puedes aceptarlo como tu último viaje inútil, serás libre también de unirte a mi resurrección. Hasta que no lo hagas, estarás desperdiciando tu vida, ya que ésta simplemente seguirá siendo una repetición de la separación, de la pérdida de poder, de los esfuerzos fútiles que el ego lleva a cabo en busca de compensación y, finalmente, de la crucifixión del cuerpo o muerte. Estas repeticiones continuarán indefinidamente hasta que voluntariamente se abandonen. No cometas el patético error de “aferrarte a la vieja y rugosa cruz”. El único mensaje de la crucifixión es que puedes superar la cruz. Hasta que no la superes eres libre de seguir crucificándote tan a menudo como quieras. (UCDM T-4 INTR)