SERA AMOR SOLIDARIZARNOS CON LOS QUE SUFREN?

POR QUE PERDONAR?

 

Cuando sentimos pesar por alguien, tal sentimiento, obligatoriamente conlleva implícito el hecho de que lo que le paso a dicha persona y por lo cual está sufriendo, es algo que la hace inferior; Sí estaria en una situación inferior a quienes no les sucede o no les ha sucedido lo que le sucedió, inferior en el sentido de que perdió algo que tenia y que ya no lo va a poder volver a conseguir; inferior en cuanto a que lo que le paso no es más que una consecuencia de sus malas decisiones, de sus malos pasos, de sus faltas y defectos, de sus incapacidades, de sus malas decisiones etc..

También, el sentir pesar por alguien, solidarizándonos con su sufrimiento, es creer que eso es amor y que lo debemos hacer con quienes amamos; mas eso no seria más que dar reconocimiento a la incapacidad a la debilidad a la perdida, al sufrimiento y ello no tiene cabida en la verdad; ya que no seria la realidad para el Hijo de Dios, que se ha reconocido como tal; darle realidad a ello en otra persona, es darle realidad para nosotros mismos, es considerar que a nosotros también nos puede suceder en algún momento y lugar.

Cuando por algún motivo sintamos pesar por alguien o por lo que le sucedió, ello no es más que ESPECIALIDAD y dicho sentimiento debe ser perdonado verdaderamente o sea entregado inmediatamente al Espíritu Santo o mente sana, para que corrija nuestras creencias equivocadas, pues darle realidad, no es mas que atacar la plenitud del Hijo de Dios y ello es atacar la creación de la extensión de Dios, lo cual nos generaria la verdadera culpabilidad de la cual ya hemos hablado

Sentir empatía no significa que debas unirte al sufrimiento, pues el sufrimiento es precisamente lo que debes negarte a comprender. Unirse al sufrimiento de otro es la interpretación que el ego hace de la empatía, de la cual siempre se vale para entablar relaciones especiales en las que el sufrimiento se comparte.

La capacidad de sentir empatía le es muy útil al Espíritu Santo, siempre que permitas que Él la use a Su manera. La manera en que Él la usa es muy diferente.

Tú no sabes lo que es la empatía. Pero de esto puedes estar seguro: sólo con que te sentases calmadamente y permitieses que el Espíritu Santo se relacionase a través de ti, sentirías empatía por la fortaleza, y, de este modo, tu fortaleza aumentaría, y no tu debilidad. UCDM T-16,I,1,2