RESENTIDO YO?

LOS MITOS DEL EGO

Cuando estamos en víctima, consideramos que estamos siendo el efecto de personas, cosas o situaciones; es decir, que si no sucedieran las cosas como están sucediendo, que si tales personas no hicieran lo que están haciendo o no dijeran lo que están diciendo, o en el mundo no sucediera lo que está sucediendo, yo podría estar en paz, yo podría ser feliz, yo no me sentiría amenazado, yo no estaría en peligro, yo no hubiera perdido lo que he perdido etc..etc…es decir todo ello es la causa de la desgracia en la cual me encuentro sumido. En otras palabras todos los demás son los responsables de todo lo que me ha sucedido o me está sucediendo o me puede suceder…..Sí todos los demás…mas, yo no!   Y!………… Yo no tengo nada que ver en todo ello.

El plan del ego para la salvación se basa en abrigar resentimientos. Mantiene que, si tal persona actuara o hablara de otra manera, o si tal o cual acontecimiento o circunstancia externa cambiase, tú te salvarías. De este modo, la fuente de la salvación se percibe constantemente como algo externo a ti. Cada resentimiento que abrigas es una declaración y una aseveración en la que crees, que reza así: “Si esto fuese diferente, yo me salvaría” El cambio de mentalidad necesario para la salvación, por lo tanto, se lo exiges a todo el mundo y a todas las cosas excepto a ti mismo.  (UCDM L-71,2)

Se puede concluir de todo lo anterior que una víctima es un resentido y por ello es normal que tienda a ser alguien con mucha ira hacia todo lo demás, pues permanentemente se sentirá atacado, amenazado, maltratado etc ..etc.. y los demás son los únicos culpables!