QUE ES EL ESPIRITU SANTO?

LOS MITOS DEL EGO

El Espíritu Santo es la parte sana de la mente, aquella parte que mantiene intacta la certeza de nuestra verdadera identidad, aquella mente que contiene la certeza de que para poder existir tenemos que estar en la mente de Dios y que por ello es imposible separarnos de El o habernos separado de El, como nos lo hace creer nuestra mente ego, la que con su conjunto de creencias equivocadas, como las creencias de escasez, de separación nos hace ver un mundo fragmentado a través de una percepción dividida y falsa. El Espíritu Santo es el mediador entre las ilusiones y la verdad. (UCDM QUE ES EL ESPIRITU SANTO) Esta fue la función que le asigno Dios, en el momento en el cual consideramos como cierta, la falsa idea loca de que nos podíamos separar de Dios. A través del puente que Él tiende se llevan todos los sueños ante la verdad para que la luz del conocimiento los disipe. (UCDM QUE ES EL ESPIRITU SANTO)
Como el Espiritu Santo es parte de la mente de todos nosotros y habita permanentemente en nuestra mente, sabe exactamente no solo la verdad, sino además acerca de todos los sueños y falsedades que creemos y consideramos verdad. El Espíritu Santo entiende los medios que fabricaste para alcanzar lo que por siempre ha de ser inalcanzable. Mas si se los ofreces a Él, Él se valdrá de esos medios que inventaste a fin de exiliarte para llevar a tu mente allí donde verdaderamente se encuentra en su hogar. (UCDM QUE ES EL ESPIRITU SANTO)
Como no podemos retornar a la verdad por nuestros propios medios, así lo deseemos intensamente, entonces no podemos dejar de lado al Espíritu Santo y tenemos que acudir a El. No puedes dejar a un lado los obstáculos que se interponen a la verdadera visión a menos que primero los observes, ya que dejarlos a un lado significa que has juzgado contra ellos. Si los examinas, el Espíritu Santo los juzgará, y los juzgará correctamente. Sin embargo, Él no puede eliminar con Su luz lo que tú mantienes oculto, pues tú no se lo has ofrecido y Él no puede quitártelo. (UCDM T-12-II,9)
El Espíritu Santo es no solamente la parte sana de nuestra mente, sino que también es cualquier identidad, que haya despertado a la mente cristica o sea que le haya devuelto la parte errada de su mente, a la eterna e inmutable mente de Dios. En mi caso, el Espíritu Santo o quien representa el Espíritu Santo para mí, es el maestro Jesús, que habita permanentemente en nuestra mente, la mente de todos, la mente de toda la Filiación y quien dictó directamente Un Curso de Milagros a Helen Schugman.