PORQUE REEMPLAZAR LAS FALSAS ESPERANZAS

LOS MITOS DEL EGO

El perdón es en lo último que pensamos, es lo que menos creemos nos puede despertar a la dicha y la paz de Dios porque nuestra esperanzas están puestas completamente en que algún día lo que nos molesta en el mundo y nos quita la dicha y la paz podrá ser cambiado, podrá ser espiritualizado, podrá ser como nos lo soñamos.

Primero tenemos que luchar y luchar y sufrir en el mundo tratando de cambiarlo; por ello tenemos que pasar en muchas ocasiones por tremendos desengaños y desilusiones; por muchas y variadas enfermedades; por pérdidas de la imagen, por traiciones, por accidentes etc..etc..

Has depositado tu fe en los símbolos más triviales y absurdos: en píldoras, dinero, ropa “protectora”, influencia, prestigio, caer bien, estar “bien” relacionado y en una lista interminable de cosas huecas y sin fundamento a las que dotas de poderes mágicos.

Todas esas cosas son tus sustitutos del Amor de Dios. Todas esas cosas se atesoran para asegurar la identificación con el cuerpo. Son himnos de alabanza al ego. No deposites tu fe en lo que no tiene valor. No te sustentará.

 (UCDM L-50, 1,3)

Hasta que algún día, llegamos a lo que se denomina la TOCADA DE FONDO. Y entonces aceptamos o estamos dispuestos a considerar….. Sí definitivamente tiene que haber otra forma, tiene que haber otro camino

El mundo que ves no te ofrece nada que puedas necesitar; nada que puedas usar en modo alguno; ni nada en absoluto que te pueda hacer feliz. Cree esto y te habrás ahorrado muchos años de miseria, incontables desengaños y esperanzas que se convierten en amargas cenizas de desesperación. Todo aquel que quiera dejar atrás al mundo y remontarse más allá de su limitado alcance y de sus mezquindades tiene que aceptar que este pensamiento es verdad.

Cada cosa que valoras aquí no es sino una cadena que te ata al mundo; y ése es su único propósito. Pues todas las cosas tienen que servir para el propósito que tú les has asignado, hasta que veas en ellas otro propósito. El único propósito digno de tu mente que este mundo tiene es que lo pases de largo, sin detenerte a percibir ninguna esperanza allí donde no hay ninguna. No te dejes engañar más. El mundo que ves no te ofrece nada que tú desees. (UCDM L-128)

Como a lo que más realidad y validez le damos es a la esperanza de cambio del mundo y lo que poco valoramos o dejamos de ultimo es el perdón, esta es la razón por la cual a nadie nadie que no haya recorrido el camino de la falsa esperanza y se halla de corazón decepcionado de ella, está preparado para estar seguro de que la solución a todos sus problemas y sufrimientos se encuentra solo en el perdón. Es también la razón por la cual a muchas personas que están sufriendo no se las debe rescatar de su camino de sufrimiento porque seguramente es el que los va a llevar a buscar el camino del perdón, cuando estén preparados.

No quiero decir con lo anterior, que el camino del sufrimiento es el que conduce al camino del perdón; no absolutamente no! Me refiero en el caso de las personas que están apegadas al mundo, a lo que les ofrece, que creen ciegamente en él y no están preparadas para escuchar la opción del perdón que es el camino de la dicha y la paz; el camino por el cual se retorna a nuestra verdadera identidad en medio de dicha y paz.