PARA SALVARNOS TENEMOS QUE SER CASTIGADOS POR LOS ERRORES?

PORQUE PERDONAR?

Desde la perspectiva de la “especialidad”,  hay unos mas buenos que otros o sea que hay unos que son mas malos; como los malos son peligrosos para nuestros intereses y para los intereses de la comunidad, hay que corregirlos y que mejor manera que el castigo?, pues es algo ejemplar, algo que duele etc…..Podemos ser concientes de que el castigo en el ego se infringe con el cuerpo y para el cuerpo, pues la mente como tal no se puede castigar?

Cuando a alguien desde la perspectiva de la “especialidad” y del ego, le atribuimos el significado de malo, entonces lo estamos juzgando y si lo estamos juzgando como malo es porque nos estamos considerando buenos y mas buenos que él…..De aquí surge el juicio y la critica a los demás…….cuando estamos juzgando a los demás por lo que hacen o no hacen, por la manera como lo hacen, por lo que dicen o no dicen, entonces somos los jueces, “ somos los buenos, somos mas buenos que él, somos superiores a él.”

Algunos en su afán de Pilatos se lavan sus manos, mas su deseo de castigo continua vigente y entonces se lo proyectan o atribuyen a Dios.

“Al que es muy bueno Dios lo premia y al malo lo castiga.”

“Dios no castiga ni con palo ni con rejo, sino con su propia mano”

“Eso que le sucedió es un castigo de Dios”

“Yo no soy nadie para juzgar lo que………me hizo, pero yo si confió en la justicia divina”

“Dios juzgara esa persona tan mala en la otra vida”

Lo que Dios creó no puede ser atacado, pues no hay nada en el universo que sea diferente de ello. Lo que es diferente, sin embargo, exige juicios, y éstos tienen que proceder de alguien que es “mejor”, alguien incapaz de ser como aquel a quien condena, alguien “superior” a él, y en comparación, inocente. Y así, el deseo de ser especial se convierte simultáneamente en un medio y en un fin. Pues ser especial no sólo separa, sino que también sirve como base desde la que el ataque contra los que parecen ser “inferiores”, es “natural” y “justo”. Los que se creen especiales se sienten débiles y frágiles debido a las diferencias, pues lo que los hace especiales es su enemigo. Sin embargo, ellos lo protegen y lo llaman “amigo”. Luchan por él contra todo el universo, pues no hay nada en el mundo que sea más valioso para ellos. UCDM T-24,I,4

No estoy proponiendo, ni mucho menos, que al que causa caos en la comunidad, se le pase por alto lo que hizo o se le ignoren sus acciones; lo que propongo es que no actuemos con especialidad y mucho menos con castigo. Aclaro y profundizo en este punto en mi ebook al respecto.