LO QUE PEDIMOS NO NOS ES CONCEDIDO CUANDO NO LO  MERECEMOS!

LOS MITOS DEL EGO

Según el mito, cuando le pedimos a Dios por intermedio de la entidad de nuestra devocion, algo, y ello no nos es concedido, es porque: o no es la Voluntad de Dios o porque no lo merecemos. Mas ello no es la verdad!

La verdad es que,  cuando le pedimos al Espíritu Santo o a la entidad de nuestra devoción, lo que no es real, lo que no es la verdad, es decir aquello que no compagina con la forma como realmente fuimos creados, el Espíritu Santo como la mente sana que es, entraria en una verdadera contradiccion, pues en caso de concedernos lo que le estuvieramos pidiendo,  nos estaría enseñando que el mundo como lo vemos sí existe y que todo como lo vemos es la verdad;  es así como el Espíritu Santo sería conflictivo y nos llevaría a unos deseos conflictivos…. El Espíritu Santo, como el puente que es, entre la ilusión y la verdad  además de que esa es su verdadera función, sabe con certeza que el mundo no existe, el cuerpo no existe, la separación no existe  etc…etc… entonces como nos va a aliviar el cuerpo físico? Como nos va a dar dinero? Como nos va a ayudar a ganar un concurso? Como nos va a dar algo a consta de la perdida para otro? Por ser el Espíritu Santo la verdad……no lo puede hacer!

Cuando le pides al Espíritu Santo lo que te podría hacer daño Él no puede contestarte porque no hay nada que te pueda hacer daño, y por lo tanto, no estás pidiendo nada. Cualquier deseo que proceda del ego es un deseo de algo que no existe, y solicitarlo no constituye una petición. Es simplemente una negación en forma de petición. El Espíritu Santo no le da importancia a la forma, ya que sólo es consciente de lo que tiene significado. UCDM T-9,I,10