LO QUE NO HAY QUE HACER EN EL VERDADERO PERDON

PROPOSITOS DEL CAPITULO 26

El perdón convencional, establece que para lograrlo, hay que llegar a una intervención externa con la otra persona (agresor o victima); es decir ambas personas tienen que hablar y llegar a un acuerdo para pasar por alto lo sucedido. En el verdadero perdón, no se requiere ninguna intervención entre las personas.