¿HAY EN LA MENTE UNA AMENAZA DE TRANSFONDO PERMANENTE?

PROPOSITOS DEL CAPITULO 14

Reconocido el hecho de que todos permanentemente estamos defendiendo algo y que las defensas nos llevan a reforzar la creencia en la amenaza en lugar de deshacerla, podemos en este capitulo encontrar la forma de evitar de manera permanente la amenaza, retornando poco a poco a la paz de Dios, que es la que forma parte de nuestra verdadera identidad.