ENTONCES ME TENGO QUE DEFENDER

LOS MITOS DEL EGO

La víctima al sentirse amenazada e insegura, llena de resentimiento e ira, lo que desea es recuperar su estado natural o sea el de la Dicha y la Paz de Dios…cree entonces que las formas de lograrlo son

  • Atacando aquello con lo que estoy resentido
  • Escapándome volándome, escondiéndome de aquello con lo que estoy resentido
  • Resignándome a aquello con lo que estoy resentido

Hay muchas maneras de atacar, mas todas ellas aunque la forma sea diferente son lo mismo….ataque..    veamos algunas:

Puedo confrontar la persona o situación, tratando ya sea por amenaza, acuerdo, manipulación, haciéndola sentir culpable etc. pretender que la persona o situación cambie. Puedo así mismo por intermedio de otra persona o grupo pretender que la persona o situación cambie.

Son muchas las personas que participan en marchas, protestas o grupos de paz o de presión para que algo en el mundo cambie..son muchas las personas que participan en marchas contra la violencia; contra el aborto; son muchas las personas que le dicen NO a la droga. Son muchos los ataques armados a la guerrilla; son muchos los ataques a los sembrados de droga etc..etc… y nada de ello cambia…es un fracaso!

Aparentemente la persona o situación cambia, más queda latente y vigente el comportamiento de dicha persona o situación, el cual se vuelve más sutil o lista para volver a su comportamiento característico.

Hay muchas maneras de escaparme, ya sea cambiando de pareja, de casa, de ciudad, de vecino, de trabajo, de país……o finalmente con la muerte o con el suicidio.  Mas cuando me escapo de la situación que me causa el resentimiento, lo único que estoy haciendo es aplazando el momento de estudiar lo que tengo que estudiar y vivir.

Hay muchas maneras de reprimir el resentimiento y es a través de la resignación como lo enseñan muchas corrientes religiosas..”Como yo soy tan bueno y esa es la Voluntad de Dios entonces yo me resigno a lo que está sucediendo”, hago uso de mi deshonestidad para conmigo mismo, hago de cuenta que no sucede nada, me muestro muy contento y sonriente con lo que está sucediendo e internamente me estoy carcomiendo del resentimiento y la ira mas bestial….esta es la fuente de las más graves enfermedades del cuerpo físico.

De nada sirve lamentarse del mundo. De nada sirve tratar de cambiarlo. No se puede cambiar porque no es más que un efecto. (UCDM L-23,2)

Ni el mundo, ni las personas ni nada de lo que percibimos como que nos hace daño se puede cambiar; igual de nada sirve lamentarme o renegar de ello; solo seré una víctima y ello no va a cambiar.