25-ENFRENTANDO EL MIEDO A LA MUERTE-PARTE 1

Te he compartido ya en varias ocasiones que todos de una u otra manera nos sentimos amenazados permanentemente y además que toda amenaza trae de su mano el miedo, el cual ni mucho menos es un visitante deseado y bien recibido y entonces es así como también todos deseamos deshacernos de el; es muy importante en este punto, empezar a tener muy claro que todos los miedos, cualquiera que sea y provenga de donde provenga, son todos el mismo miedo; pues si abrimos un poco la mente nos vamos a dar cuenta que el miedo no es otro que el MIEDO A LA MUERTE; mas tengamos en cuenta entonces en este punto, que la forma convencional con la cual creemos deshacernos del miedo, que es “la forma  del ataque o la defensa”, nunca nos han llevado a la erradicación del mismo, con el atenuante entonces, de que en vez de hacer un alto y cuestionarnos acerca de que es lo que verdaderamente esta sucediendo, continuamos indefinidamente de la misma forma equivocada, lo cual finalmente nos lleva indefectiblemente al cansancio, la depresión y la frustración, razón por la cual, lo denomino la cadena de la frustración.

Ya he dicho que todos los miedos sin excepción, son el mismo miedo a la muerte y aunque el miedo a la muerte no lo podemos enfrentar con huida, escondiéndonos de ella o atacándola para destruirla y librarnos de ella, lo que pretendo demostrarte con este articulo es que cuando no vamos a la verdadera causa del miedo, cuando no lo enfrentamos, sino que centramos la atención es en como defendernos o atacar el miedo, como lo hacemos normalmente, nunca logramos nuestro aparente objetivo de deshacernos del miedo y por ello te lo voy a demostrar con otra forma de miedo.

Analicemos entonces, porque el proceso anterior el del ataque y la defensa es fallido y para ello voy  a hacer uso de un ejemplo actual, que nos sirve para aclarar y luego generalizar; vamos al caso de la actual pandemia; ya en los artículos anteriores, te describí como habiéndose iniciado la situación, decidieron los gobernantes de una manera muy equivocada, proceder a defendernos de ella con la acción de la HUIDA, recluyéndonos, confinándonos y separándonos como forma de defensa y a continuación y en consecuencia, ya en la mayoría de la población, debilitados, aterrados y movidos por el mismo miedo y ya desde su debilidad, solo están deseando el desarrollo de una vacuna o medicamento, pasando así de la acción de la defensa a la  acción del ATAQUE dizque para destruir o desaparecer el “virus, causa de la amenaza”; y así dizque “poder deshacernos del miedo”; mas te compartía también que dichas acciones, no solamente no garantizan la protección o la inmunización total, sino que además en vez de fortalecernos nos debilitan y nos vuelven presas de nuevos brotes o nuevos bichos; adicional a todo lo anterior y como si fuera poco, las autoridades sanitarias y en general los gobiernos, se apropiaron de la amenaza y dizque de la protección, violando principios fundamentales y estableciendo leyes no solo discriminatorias sino intransigentes, cayendo todas en el campo de las acciones equivocadas; permíteme llegar hasta el final de este articulo, para que puedas comprender a que se debe el juicio anterior que he emitido acerca de que todas las medidas adoptadas son equivocadas e inoficiosas en cuanto a la verdadera y definitiva solución.

Una vez en este punto de la situación, el asunto toma matices difíciles, pues no solo se han presentado acciones de protección inadecuadas, sino adicionalmente acciones de subyugación y manipulación que ya son extremas, lo cual hace que la situación sea muy difícil de aceptar como es, a no ser que se acuda a la resignación como el único recurso diferente a la protesta y la insatisfacción; cuando comprendemos que la aceptación de la situación es parcial y no puede ser total, ya que se están violando principios y derechos fundamentales imposibles de renunciar a ellos, entonces es cuando podemos dar un paso adelante, pues aquí ya nos invade la frustración y la desilusión y es en este punto, donde se abre la puerta al verdadero camino de la solución, ya que con lo anterior se ha tocado un fondo de imposibilidad, ya no incurriendo en la protesta para forzar un cambio en la situación externa o buscando la modificación de las medidas o decidiéndonos por la resignación, considerando que ya no hay nada mas que hacer; la nueva puerta que se abre, el verdadero camino de la liberación del miedo y que consiste es en poder darnos cuenta, ya no haciendo uso de la vista, o sea de lo que estamos viendo (el sujeto que creemos como la causa del problema y las medidas) sino haciendo ya uso de la verdadera visión, la VISION con mayúscula y ello  debido a que es una visión diferente, una visión que va mas allá de los HECHOS, que va mas allá de las apariencias y es entonces cuando podemos comprender, que lo que esta sucediendo en el mundo, no es mas que una representación, una consecuencia de lo que en ese mismo momento esta sucediendo en la mente, y así esta claridad, este juicio, lo que hace es que inmediatamente nos saca del mundo material y nos remite a otro escenario, el escenario real, dándonos cuenta entonces, que la causa de lo que esta sucediendo en la materia, no es mas que la consecuencia de lo que sucede en la mente y entonces allí ya queda muy claro, que la mente es la verdadera causa de todo lo que sucede en el mundo y que lo que vemos en el mundo no es mas que su consecuencia; esto es lo que se llama la ley de causa y efecto; es entonces en este momento, cuando nuevamente nos es claro que la razón por la cual las situaciones amenazantes no se solucionan con acciones externas, se debe a que cuando tratamos de erradicarlas, lo que estamos haciendo es variando o cambiando la consecuencia, dejando la causa intacta, lo cual  obviamente nunca nos llevara a la solución del problema, en este caso la amenaza; es por ello que para el ejemplo del bicho, las acciones externas no nos liberan del mismo, sino que solamente lo mantienen vigente, además de que nosotros mismos nos debilitamos ante el y en general ante todos los miedos o situaciones amenazantes, presentes y por venir.

Debemos entonces despertar, en el sentido de nunca quedarnos pegados de los hechos externos o de las posibles acciones externas con el propósito de solucionar los problemas, sino que debemos primero que todo referirlo a su causa y que para esta situación del bicho con todo lo adicional que esta sucediendo, no es un problema con un bicho como tal, sino una guerra, una guerra entre el bien y el mal para quienes estén despiertos y se estén dando cuenta realmente de lo que esta sucediendo en el mundo, en lo externo, porque muchos ni siquiera saben acerca de lo que esta sucediendo externamente; mas para los despiertos, la guerra que esta teniendo lugar afuera es la representación de la guerra que esta sucediendo en la mente, entre la mente sana el bien y la mente ego el mal o el diablo y donde lo que esta sucediendo es que se esta expulsando el ego de la mente y se esta volviendo a reconquistar la parte de la mente que fue entregada al ego y donde este se posesiono como tirano y subyugador de la misma, con la imposición de sus leyes intransigentes que son las leyes del ego, las mismas que se sustentan y se fortalecen con el miedo.

Mira el grafico adjunto; lo que sucede es que la mente sana el circulo blanco esta reconquistando el área en negro, donde se ha apertrechado el tirano del ego.

 

Igual sucede con el miedo a la muerte, que pretendemos liberarnos de el, no hablando de el, ignorándolo, reprimiéndolo y sofocándolo en nuestro interior, cuando de alguna manera hace su aparición en nuestra mente, pues nunca nos atrevemos a mirarlo, ni siquiera a pensarlo y cuestionarlo, creyendo que nunca nos va a llegar el momento de dejar el cuerpo, en vez de atrevernos a mirarlo de frente, cuestionándolo, en el sentido de ir a nuestro interior y sacar a la luz todas las creencias equivocadas que tenemos acerca de la experiencia de dejar el cuerpo, para cuestionarlas y poder trascenderlas.

Te dejo un video que te recuerda, que todos los problemas, todos los virus, todas las enfermedades tienen su inicio en la mente e igualmente su solución solo estará allá mismo y por ello toda situación que nos despierte miedo, no es para tratarla con el deseo de destruirla o desparecerla, sino de analizarla y convertirla en una oportunidad para sanar la mente, la causa del problema y del miedo. Es por ello que debemos aprender a estar alertas permanentemente.

MIRA EL VIDEO ADJUNTO

https://youtu.be/CxfCIdk98lU

visita mi canal de videos con el link a continuación,

SUSCRIBETE! ,

Gracias!

https://www.youtube.com/channel/UCSZJvSIrIZhQNjMx5QsGCnA?view_as=subscriber,