DEBEMOS CORREGIR A NUESTROS HERMANOS?

PORQUE PERDONAR?

Como los errores de nuestros hermanos son más graves y diferentes a los de nosotros, tales errores despiertan ira y además creemos que debemos corregirlos, pues como creemos en los errores y las imperfecciones de nuestros hermanos como consecuencia de la “idea loca” entonces los debemos corregir y como hay ira de por medio creemos que debemos corregirlos con castigo.

De esta falsa idea y percepción nace o surge la justicia humana ya sea que la apliquemos directamente  o a través de los mecanismos del sistema en cada una de las comunidades humanas de acuerdo a sus costumbres

Cada vez la locura es mayor, pues hemos visto que no hubo separación, que no hay limitación, que no hay imperfección, que mi hermano soy yo, por lo tanto al no haber error para que corrección y mucho menos puede haber ira, entonces para que el castigo?….Esto cada vez es más enredado y estamos más sumergidos en el error. ….entonces nuevamente el único que puede rescatarnos de tal atrocidad de error es el Espíritu Santo a través del perdón

Tu función no es corregir. La función de corregir le corresponde a Uno que conoce la justicia, no la culpabilidad. Si asumes el papel de corrector, ya no puedes llevar a cabo la función de perdonar. Nadie puede perdonar hasta que aprende que corregir es tan solo perdonar, nunca acusar. Por tu cuenta, no podrás percatarte de que son lo mismo, y de que, por lo tanto, no es a ti a quien corresponde corregir. UCDM T-27,II,10