COMO HACER USO CORRECTO DE NUESTRA EMPATIA?

LOS MITOS DEL EGO

El ego tiene sus propias leyes y son estas las que le dan sostenibilidad y a la vez existencia; son estas las que también se han convertido en creencias  y a la vez en mitos, en “mitos del ego”, pues como su nombre lo dice, son solo mitos ya que como sabemos el ego no es nuestra realidad.

Sentimos pesar cuando creemos o percibimos que las personas que creemos querer, están sufriendo, por lo cual creemos que como “las amamos,”  si nos solidarizamos con su aparente sufrimiento, vamos a estar no solo dandoles sino ademas manifestandoles nuestro amor; esto no es mas que una sutileza del ego, con la cual nos atrapa y nos mantiene engañados bajo su control, pues con este pesar y esta solidarizacion lo que estamos haciendo, es “teniendo empatía con el sufrimiento” pues en el mismo instante en el cual estamos creyendo como cierto que una persona puede sufrir, estamos negando la Voluntad de Dios La Voluntad de Dios para mí es perfecta felicidad. (UCDM L-101)

Sentir empatía no significa que debas unirte al sufrimiento, pues el sufrimiento es precisamente lo que debes negarte a comprender. Unirse al sufrimiento de otro es la interpretación que el ego hace de la empatía, de la cual siempre se vale para entablar relaciones especiales en las que el sufrimiento se comparte. (UCDM T-16,I,1)

La capacidad de sentir empatía le es muy útil al Espíritu Santo, siempre que permitas que Él la use a Su manera. La manera en que Él la usa es muy diferente. Él no comprende el sufrimiento, y Su deseo es que enseñes que no es comprensible.. Cuando se relaciona a través de ti, Él no se relaciona con otro ego a través del tuyo. No se une en el dolor, pues comprende que curar el dolor no se logra con intentos ilusorios de unirte a él y de aliviarlo compartiendo el desvarío.(UCDM T-16,I,1)

La manera como permitimos que el Espíritu Santo o mente sana, utilice nuestra empatia a su manera, es a traves de los procesos de verdadero perdón, acerca de los cuales como ya te he dicho, están descritos en mi libro PODRIA VER EL MUNDO DE OTRA MANERA.