COMO CORREGIR LOS ERRORES DE LOS DEMAS?

PORQUE PERDONAR?

Tenemos la tendencia a juzgar permanentemente las acciones e ideas de los demás y cuando son nuestros  allegados, de alguna manera creemos que lo más apropiado que podemos hacer y dizque con el propósito de ayudarles, es llevarlos aparte y hacerles ver (así sea de una manera amorosa….como lo justificamos) dizque sus malos comportamientos…..Con esto lo que estamos haciendo no es ayudarles y ni mucho menos corregirlos; lo que estamos haciendo es atacarlos, es hacerlos sentir culpables, es decirles que cometen errores, que son malos, que están desviados de Dios…..Los estamos percibiendo como pecadores, como ovejas negras…..Y está bien percibirlos como ovejas negras, pues cuando lo hacemos, no es que estemos considerando que sean malos y pecadores; NO Lo que hacemos y es lo correcto, es ser concientes de que están poseídos por el ego, de que temporalmente han decidido ser anfitriones del ego y no es que sean malos y pecadores, pues su impecabilidad ha sido dada y garantizada por Dios y no les puede ser quitada por nada ni nadie y ni aun, ellos mismos  pueden renunciar a ella. Lo que sucede es que temporalmente han decidido ser guiados por el ego, han escogido al ego como su maestro y como este se basa en la separación y la escasez, lo único que pueden hacer es comportarse y actuar como egos, atacando y negándole el amor a sus semejantes.

El único que sabe como corregir y el único que puede solucionar verdaderamente conflictos es el Espíritu Santo, porque en El no hay conflicto

El Espíritu Santo en ti os perdona todo a ti y a él. Sus errores le son perdonados junto con los tuyos. La Expiación, al igual que el amor, no opera aisladamente. La Expiación no puede operar aisladamente porque procede del amor. Cualquier intento que hagas por corregir a un hermano significa que crees que puedes corregir, y eso no es otra cosa que la arrogancia del ego. La corrección le corresponde a Dios, Quien no conoce la arrogancia.

Cuando percibamos a alguien en sus errores y deseemos corregirlo, en vez de hacerlo, como creemos que es lo apropiado, lo que debemos hacer es entregarle dicho deseo al Espíritu Santo, para que corrija nuestra percepción y nos bendiga con la Visión de Cristo, para entender que nadie comete errores y por ello nadie necesita corrección ni castigo. Cada persona en su momento y solo con la ayuda del Espíritu Santo o mente sana a traves de un proceso de verdadero perdón, podra ser corregido por la Verdad.

Es por lo anterior que cuando alguien comete un error, lo que no es apropiado hacer, es confrontarlo, es decirle lo mal que se comporta, lo mal que nos hace sentir, pues ello indica que le estamos dando credibilidad al pecado, que consideramos a nuestro hermano más malo que nosotros, que somos superiores y mas buenos que él, que nosotros somos los buenos y que somos los que sabemos cómo corregir. En este caso además estamos entrando en la arrogancia del ego y usurpando la función del Espíritu Santo.