ACASO LAS OVEJAS NEGRAS MERECEN PERDON?

PORQUE PERDONAR?

Creemos que los que nos hacen algo que no nos gusta, merecen no solo castigo, sino que no merecen la salvación (no merecen la dicha y la paz)…Creemos que el amor es selectivo, que el amor se basa en la separación y que entonces los que no siguen los códigos morales y las leyes del ego no merecen la salvación; creemos que han sido excluidos de la filiación, que Dios los ha hecho a un lado y que no merecen lo que nosotros los buenos si merecemos…..De estas creencias se derivan grupos separatistas claro está, de “somos los elegidos de Dios”  “ Somos los escogidos por Dios” “Somos los buenos”  “ Solamente yo me voy a salvar” Incluso hasta llegamos a creer y pensar que nos podemos salvar solos, que solo nosotros, los buenos, las ovejas blancas inocentes, retornaremos a la conciencia de Dios y los demás serán excluidos de ella.

A menos que pienses que todos tus hermanos tienen el mismo derecho a los milagros que tú, no reivindicarás tu derecho a ellos, al haber sido injusto con otros que gozan de los mismos derechos que tú. Si tratas de negarle algo a otro, sentirás que se te ha negado a ti. Si tratas de privar a alguien de algo, te habrás privado a ti mismo. Es imposible recibir un milagro que otro no pueda recibir. Sólo el perdón ofrece milagros. Y el perdón tiene que ser justo con todo el mundo. (UCDM T-25,IX,8)

Como la experiencia que percibimos en este mundo y que llamamos vida, no es más que un sueño, no es más que una ilusión, no es más que un engaño y “lo que percibimos nos hacen los demás, no es más que una proyección de nuestra propia culpa”, (esto lo veremos y aclarare en otros documentos) entonces en el ámbito de la verdad, nadie nos puede hacer nada, ni nos hace nada, de allí que nadie puede ser excluido del perdón. Creer que alguien nos hace daño, que nos perjudica, que nos quita algo etc…no es más que un engaño, no es más que una ilusión………… “Como lo anterior es tan difícil de considerarlo de dicha manera y no es lo que percibimos y no somos capaces de salir de dicho engaño, pues no estamos convencidos de que sea un engaño, entonces necesitamos del verdadero perdón” y este solamente nos lo puede conceder el Espíritu Santo, porque el habita en la mente sana y es conciente de la división de la mente, es conciente de que el ego no es real y también es conciente de que la verdad de lo que somos, se conserva intacta en nuestra mente aunque vedada y ocultada por el ego….El Espíritu Santo es el único que está convencido de que la verdad acerca de mí no es lo que yo creo ser y por ello, es el único que me puede sacar del conflicto; obviamente, solo cuando yo esté dispuesto a hacerlo, cuando ya no desee mas, ser un anfitrión del ego y cuando sea conciente de que lo que percibo no es real.