40-PORQUE SOMOS ADICTOS

40-PORQUE SOMOS ADICTOS

Estando ya en la edad adulta, pude empezar a ser muy consciente de que todo lo que hacía, deseaba o buscaba hacer o tener, en el fondo, no tenía sino una única finalidad y era de alguna manera encontrar la felicidad; fue un deseo que siempre estuvo presente desde que tuve uso de razón; pude ser muy consciente también de que dicho deseo no era solamente mío, sino que todos de alguna manera también la estaban buscando
Es un hecho, al menos para mi percepción, que todos lo único que en verdad estamos buscando es la felicidad, mas adicionalmente sucede que ni sabemos que es, en que consiste, como es y tampoco sabemos ni donde se encuentra, ni como alcanzarla o llegar a ella; lo único que tenemos a nuestro alcance de forma directa, es lo que percibimos en el mundo a través de nuestros sentidos y entonces estos nos muestran en general el dinero, el éxito, el poder, la fama, el prestigio…..así como el sexo, el disfrute, el juego, la comida, las drogas, el alcohol…. Y sucede entonces, que cuando probamos alguna o muchas de estas, sentimos mucha, mucha dicha, mas también empezamos a estar conscientes de que esta dicha no solo no es permanente, ni sostenible, sino que tampoco es suficiente para satisfacernos plenamente y de allí que entonces queremos más y más, bien sea de lo mismo o de formas diversas, siendo este el inicio de la adicción, pues en ese repetir de más y más “sin fin” llegamos al punto, en el cual, lo que estamos usando o consumiendo ya no es un deseo sino que ya es una necesidad y en este punto entonces, ya somos adictos, ya lo necesitamos y no podemos prescindir de ello.

La manera de saber si somos adictos a algo, es contactarnos de manera honesta con nuestros sentimientos y entonces si algo (sustancia, acción, ocupación, entretenimiento…) ya no es un deseo, sino una necesidad imprescindible, que incluso nos sentimos ansiosos por hacerla o nos sentimos desesperados porque llegue el momento de hacerla o nos sentimos vacíos y tristes cuando no la pudimos hacer, ello es una adicción.

He conocido personas que incluso son adictas a hobbies, pues aunque parezca paradójico, no pueden dejar de hacerlo, se agitan antes de hacerlo y se sienten deprimidos, tristes, frustrados e incluso les cambia su estado de ánimo cuando no lo pueden hacer, llegándose a sentir tristes, deprimidos y aun estar malhumorados.

Eres capaz de contactar tus sentimientos profundos?
Crees que eres completamente sincero contigo mismo?
Te atreves a descubrir tus adicciones?
Aceptarías que eres adicto?
Cuales son entonces tus adicciones?
Te has preguntado porque tu NECESIDAD de dicha adicción?
Que es lo que persigues y buscas una y otra vez?
Crees que podrias dejar dichas adicciones con fuerza de voluntad o reprimiéndolas, aun deseando salir de ellas?
Crees que las adicciones una vez adquiridas son eternas?