SERA QUE NOS QUIEREN POR LO QUE SOMOS?

LOS MITOS DEL EGO

 

Podríamos ser concientes de que en el ego, no queremos a las personas por lo que son……”Las queremos es por como son; por como son con nosotros”…….Si la persona es querida con nosotros, es ESPECIAL  con nosotros, entonces la queremos y si por el contrario la persona no es querida con nosotros o no tiene actitudes especiales con nosotros, entonces no la queremos……

Quiere decir lo anterior y este es otro de los mitos, que en el ego, el amor es selectivo; es un amor interesado, es un amor que lo damos si vamos a recibir algo a cambio o lo damos porque ya hemos recibido algo de y como le debemos un favor, la debemos compensar, le debemos pagar por lo querida o especial que ha sido con nosotros.

Tal vez creas que hay diferentes clases de amor. Tal vez creas que hay un tipo de amor para esto y otro para aquello; que es posible amar a alguien de una manera y a otra persona de otra. (UCDM L-127)

Cuando estamos obrando de la manera anterior, quiere decir que hacemos uso del amor para hacer la separación o sea que hay unos que merecen el amor y hay otros que no lo merecen; que hay unos que merecen más amor que otros; que el amor para nuestra pareja, madre, hijos, amigos es diferente y especial y más grande que el amor para muchos otros y que somos nosotros quienes decidimos al respecto.

El amor es uno. No tiene partes separadas ni grados; no hay diferentes clases de amor ni tampoco diferentes niveles; en él no hay divergencias ni distinciones. Es igual a sí mismo, sin ningún cambio en ninguna parte de él.(UCDM L-127)

El significado del amor queda velado para todo aquel que crea que el amor puede cambiar, pues no se da cuenta de que un amor cambiante es algo imposible. Y así, cree que algunas veces puede amar y otras odiar. Cree también que se puede profesar amor sólo a una persona, y que el amor puede seguir siendo lo que es aunque se le niegue a los demás. El que crea estas cosas acerca del amor demuestra que no entiende su significado. Si el amor pudiese hacer tales distinciones, tendría que discernir entre justos y pecadores, y percibir al Hijo de Dios fragmentado. (UCDM L-127)

Como el amor que profesamos es un amor especial y selectivo y con él en vez de unirnos lo que hacemos es reforzar la creencia en la separación, una vez más tenemos que acudir al verdadero perdón, con la guía del Espíritu Santo, para poder salir del amor especial y acoger el amor de Dios; pues nosotros por nuestra propia cuenta, estamos tan atrapados en el amor selectivo y tan renuentes al amor igual para todos, que no somos capaces de hacer dicho cambio o sea poder hacer tal milagro.

Con el verdadero perdón, podemos ser querido por lo que somos, por ser  Hijos de Dios, sin importar  lo que hagamos o como nos comportemos con los demás; igualmente vamos a poder querer a todos los demas por igual, como son y por lo que son, entrando así también en la ley de dar para recibir.

Para llegar a esto ultimo, requerimos de los procesos de verdadero perdón, los cuales te describo en el libro PODRIA VER EL MUNDO DE OTRA MANERA.