10-LAS ADICCIONES NUNCA NOS SATISFACE!

VIENDO EL MUNDO DE OTRA MANERA!
10-LAS ADICCIONES NUNCA NOS SATISFACE!

 

Estando pequeño, cada vez que me sentía molesto con mi padre o tenia algún disgusto con él, me iba para la casa de una tía a la cual le contaba lo sucedido y así mismo le manifestaba lo mal que me sentía emocionalmente y “lo injusto que había sido mi padre conmigo”; la tía para calmarme y para que me contentara según ella, me llevaba a un almacén que había cerca y me decía que comprara lo que quisiera!…… Sí; fueron muchas las cosas, los juguetes y los antojos de niño que obtuve con estas situaciones; mas recuerdo que nunca quede satisfecho, sino que deseaba mas y mas así como que tampoco el descontento emocional con mi padre se sanaba; es decir a pesar de las compras continuaba molesto con el.

Luego por mucho tiempo, estuve creyendo, que comprando cosas, podía trascender o sanar los dolores emocionales que me causaban las situaciones que no me satisfacían, hasta que pude entender, que este era un camino equivocado, ya que la compensación con lo material se había convertido en una adicción y que cada vez requería mas compensación y la dicha así como la paz eran cada vez mas esquivas.

Cuando aprendí que el dolor emocional no se compensa con ningún tipo de acción material, como: comprar algo, divertirme con algo o en algo, distraerme con algo…..sino que dicho dolor emocional solo se sanaba, era centrándome en sentir ese malestar sin juzgarlo o tratar de cambiarlo, siguiendo luego los pasos del proceso de “liberación de creencias equivocadas” pude convencerme, que ya no necesitaba de compensaciones materiales y que la serenidad alcanzada en el proceso era cada vez mas estable y duradera.

Concluí que frente a un dolor emocional, mientras la adicción a la compensación material aumentaba con la dicha cada vez mas esquiva, la necesidad de procesos de liberación disminuían con una serenidad mas estable, creciente y duradera.

En artículos posteriores te compartiré en que consisten los “procesos de liberación de creencias equivocadas”

DESCARGAR EN PDF AQUÍ

Compartir: