1-COMO VEMOS EL MUNDO

 

 

La percepción que tenemos del mundo,  es una percepción que nos llega a través de los sentidos, o sea a través del cuerpo y como el cuerpo es el medio para recibir esta percepción, no solamente creemos ser un cuerpo, sino además, estamos convencidos de que todo lo que nos indican los sentidos es la verdad y es la realidad; mas es aun muy temprano para cuestionar la veracidad de los sentidos; entonces por lo pronto, me enfoco solo en la información que recibimos de ellos.

Desde la perspectiva de que nuestra realidad es que somos un cuerpo, el cual por ser lo que es y de lo que esta constituido, podemos deducir fácilmente que es frágil, débil y corruptible; entonces debido a su condición, percibimos el mundo como un lugar muy amenazante y lleno de peligros, entre ellos y a modo de ejemplo…… percibimos que en este mundo todo se basa en la escasez, donde parece que nada es fácil de obtener o lograr y donde para poder sobrevivir en dicho mundo, se necesita obtener alimento, abrigo, salud, etc.. estos son los elementos básicos que requerimos para poder sobrevivir en el mundo, más de una forma más evolucionada aun, están la necesidad de saber, de prepararse, de relacionarse, de trabajar para producir dinero, de obtener dinero para mejorar las comodidades, de especializarse, de intercambiar, de comprar, de vender, de caer bien, de tener buena imagen etc..etc..etc…y todas estas necesidades que en consecuencia, dan lugar a las amenazas, pues a modo de ejemplo, algunas de ellas serian, la escasez de alimento, de abrigo, de salud, el perder lo que se tiene a través de robos, atracos etc. El perder el empleo, perder la pareja, los amigos, la imagen etc..……….Es decir, siempre estamos temerosos de no obtener o no conseguir o de no poder mantener o de no poder conseguir o de perder lo que tenemos o hemos conseguido…..Y siendo  así, de que paz mental o dicha o felicidad podríamos estar hablando? Como esto es lo común en todo ser humano, que habita o se cree un cuerpo, entonces surge la conclusión evidente de que este es un mundo malo, injusto, peligroso, aterrador etc.. pues a los miedos anteriores, habría que adicionarles la necesidad de proteger, lo que se ha conseguido, surgiendo lo que se denomina la inseguridad, pues habrá muchos que se consideran incapaces de producir u obtener y consideran entonces que la única manera de conseguir, es a través de quitar o sea de apoderarse de lo del vecino y es donde aparecen los robos, los atracos, los engaños y los atropellos, no solo de las personas sino también de los grandes grupos económicos, de unos países con otros, de los jefes con los empleados, de unos socios con otros etc… No faltan tampoco los que pretenden conseguir lo que quieren o necesitan, y ya sea porque se creen incapaces o porque les satisface ser avivatos, lo hacen, aprovechándose de las creencias equivocadas de muchos, logrando así que les den dinero y los mantengan a consta de despertar en sus allegados o amigos, sus sentimientos de pesar, como el sentimiento de pesar por los que no tienen, el sentimiento de valía por ayudar a los demás, el sentimiento de satisfacer o mitigar sus propias angustias a través de acciones de ayuda a la humanidad o a los demás etc…etc…

 

En este mundo amenazante, muchos trataran  de mitigar sus angustias y vacíos de valía, de aceptación, de dicha y paz, a través de los placeres que ofrece el mundo o a través de otras personas, como las relaciones especiales, el sexo, el poder, el sobresalir etc. y entonces, sufrirán por los  sentimientos de culpa y miedo, como consecuencia, de los engaños o acciones que consideran inapropiadas en su búsqueda del tener.

Muchos sufrirán no solo por todo lo que hemos mencionado anteriormente, sino además, debido a las amenazas, extorsiones etc….Tendríamos que sumar a la lista, las “acciones destructivas de la naturaleza” climatológicas, terremotos, volcanes, incendios etc… que le son atribuidas a Dios o a la casualidad.

Finalmente nos hablan o amenazan con la ira de Dios, con la justicia divina, con el castigo de Dios, con la muerte, con el juicio final etc…

Tú que te sientes amenazado por este mundo cambiante, por sus cambios de fortuna y amargas ironías, por sus fugaces relaciones y por todos los «regalos» que únicamente te presta para más tarde arrebatártelos, presta mucha atención a lo que aquí decimos. El mundo no ofrece ninguna seguridad. Está arraigado en el ataque. Y todos los «regalos» que aparentemente ofrecen seguridad no son más que engaños. El mundo no hace sino atacar una y otra vez. Es imposible gozar de paz mental allí donde el peligro acecha de ese modo. UCDM L-153,1

No solo el mundo es amenazante como lo decía atrás, sino que además creemos que lo que  nos amenaza, se encuentra o proviene de afuera, del mundo exterior y es real; es decir, creemos que efectivamente la amenaza tiene su causa en lo que creemos es la fuente de la amenaza, cosas, personas, situaciones o sea se encuentra en todo lo que sucede o puede suceder en el mundo y además que sucede porque sí, es decir, por casualidad o por ser de malas.1-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *